Poema amor Otros Poemas
Portada Agregar Poema

Otros Poemas

[Pagina: 001] Poemas festivos, de tristeza, ocasiones especiales - Poesías para enamorar - Los mejores Poemas y Frases de amor envidadas por ustedes. Pensamientos, poesias y poemas de amor romanticos, originales y gratis para ti - Favoritos.
Publicado en Otros Poemas leido 1134 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Yo soy mitad mujer y mitad luna,
soy de la lluvia, soy del sol que me baña,
de la tierra que me cría y del río que me lleva,
el viento me corta, me divide
y mi pelo al aire canta libre.

Azul con gris es mi externo,
multicolor mi interno,
mis ojos son del oro
y mi alma del amor.

Esta nube que me transporta me canta una canción,
a veces de paz, a veces de agonía,
de luz están hechas mis manos
y mis pies tienen el sabor,
magia corre por mi sangre
y mi corazón es de algodón.
Otros Poemas enviado por Fagner Agnhus el Viernes, 12 de Julio de 2013 para Anonimo.
Agregar
Publicado en Otros Poemas leido 788 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Nada queda en mí sino la vereda:
Un hondo camino que ya nadie recorre
entre ciudades que se van a pique
con el polvo displicente de la ruina.
Algo de mí se pierde en los escombros:
Los ritos que dejé bajo las torres,
el ángel que perdí sobre las sábanas
del tierno manantial donde fui niño.

Veo el hacha del prójimo oxidada
de tanto amagarle a la miseria;
de exprimir la sustancia de la espera,
de cambiar eternidad por horas huecas.

Ahora que a las cárceles, el tiempo
abrió sus rejas para todo condenado;
ansioso de libertad, será muy tarde
para el ímpetu del grano primitivo
sobre piedra milenaria germinar.

No filtro mis deseos ni engaño al mundo
con esta soledad, si nada es mío
de aquella lluvia que embriaga y reverdece
desde este cementerio de recuerdos
donde la voz parece venir de los escombros.
Otros Poemas enviado por Rubén. el Lunes, 27 de Mayo de 2013 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 901 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Esculpiendo
la forma de los sueños
qué los fresnos sueñan
cuando creen qué las cataratas
pertenecen a los oasis... ¡De la cantera!
¡Tiempo, oh, tiempo qué camina, cura y quema!

Escultores somos
Por dónde el vuelo
se separa de sus alas
Y el puente de la corriente
Azul cielo rojo sangre amarillo sol
Está, sí, claro está, sembrando nubes rosas...

Esculpiendo
El humo sin tiempo
En el tiempo, en la indignación
estrangulada de las páginas enmudecidas
En el silencio multiplicado de los suspiros
¡Sacrificados en esa obstinación del pasado crudo!

Escultores somos
En la repetida obstinación
Del pasado, qué es siempre presente
Del futuro decisivo del momento frágil
Del infinito permanente del instante lábil
Del ser del tiempo carne del recuerdo borrado

¡Escultores del tiempo por el tiempo!

En el pasado qué reprocha su olvido a la sombra
del tiempo un fantasma pasa abrasado por el viejo
sol seducido del antojo entre nubes unos vagos motivos enredando los hilos para entrar en alto contacto con las cosas más íntimas de la muerte
imprecisa en el cenagal de la corrupción abundante
llorando seis años enmudecen la lengua innegable del descuido de lo más valioso sobre la tierra en la cabellera enloquecida del engendro añejo vino
y se fué escondiendo el fracaso sonajero interior
hermano de la impaciencia asfixiante de la edad en cada hueso hueco de la memoria hecha eterna ruina.

Escultores
Del tiempo
¡Somos!... Péndulos, péndulos... ¡Somos!
Del dolor atrapado en cada instante
En cada sonrisa frustrada
En cada suspiro mediocre
Escultores del tiempo
Entre un cuchillo dado por muerto
Dónde una duda caprichosa triunfa
Entre un mito hecho paracaidista
Dónde una palabra tiene letras imposibles
Entre tiempo y tiempo, escultores siempre somos...

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ



Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Jueves, 04 de Abril de 2013 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1152 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Esta noche la reina del esplendor
se vistió de plata,
se vio más radiante que la luz del sol
con su corona escarlata

Lució cuan primorosa doncella,
estática en suspenso en la infinita bóveda celeste,
más linda que todas las estrellas,
como ciclo de oro, más intensa que los arreboles

Presume su hermoso destello, en la mar,
con su diadema de fino carmesí,
coquetea en el ancho espejo de cristal
y sobre el agua escarcha el corindón rubí

Que despierta al oriente al rayar el alba
y duerme al poniente en medio del crepúsculo al declinar
preciosa como gigante perla esculpida,
su fulgor descubre la silueta de la náyade de un manantial.
Otros Poemas enviado por Maresther el Martes, 29 de Enero de 2013 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 812 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
¿Qué razón tiene la vida?
si la vives sin vivir,
cual lo mismo con la muerte...
si estás muerto, sin morir.

El vivir no es simplemente
el gozar de los sentidos,
es más bien gozar lo simple...
y sentirte complacido.

¡Qué agraciado es el hombre!
que posee todos los bienes,
pues su vida no es tan dura...
como aquel, que no los tiene.

Cada cual tuvo en su vida
la razón de su vivir;
mientras de uno fue tranquila,
la del otro... Fue sufrir.

Tal vez uno fue letrado
y ordenado en su conciencia;
más el otro, a saber...
alejado de las ciencias.

Van los dos por este mundo,
cada cual a su manera;
uno derrochando lujos...
y otro pobre, aunque no quiera.

Pero puede ser inverso
el destino de las vidas;
el que ayer tuvo a raudales,
hoy recuerda... Hoy suspira.

Más al fin de los senderos
ambos vuelven a encontrarse;
el burgués en cofre de oro...
y el humilde, sin taparse.

¡Qué razón tiene la vida!
si la vives sin vivir,
lo mejor es no quejarse...
y luchar por existir.
Otros Poemas enviado por Roberto del Castillo B. el Viernes, 18 de Enero de 2013 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 849 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Penetra en mis sentimientos
cabalga por mis emociones
siente cada pequeña pasión,
y sobre todo, sé feliz,
por mi y por ti,
Feliz Navidad!

En este año,
en todos los años,
estaré siempre para ti,
y aunque no me necesites,
seguiré estando siempre aquí,
porque te quiero...
porque necesito que seas feliz

Directamente a tu corazón
pasando por mis sentimientos,
directamente a tus emociones,
caminando por mis amores,
directamente a ti,
te deseo toda la felicidad,
que te mereces por ser tú.

De nuevo estoy aquí,
para desearte felicidad,
y apoyarte en tus sueños,
para desearte todos tus éxitos
y acompañarte en tus alegrías,
de nuevo estoy aquí,
y siempre estaré aquí para ti
Feliz Navidad,
que seas feliz todos los días
que la sonrisa sea tu compañía
que la tristeza sólo sea recuerdo
que los sentimientos no te abandonen
que siempre seas todo amor,
y que yo pueda compartirlo contigo.


Otros Poemas enviado por José Andrés Córdova Aragundi el Jueves, 20 de Diciembre de 2012 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 895 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Un caminante cualquiera,
recorriendo en apresurado paso,
la alucinante embriaguez del mundo;
se vio de pronto, estrechado entre personajes,
tan célebres como cualquiera.
Escanciando de la vida el vaso
en un sentimiento profundo;
contempla confuso, y, de repaso,
los despampanantes y, gélidos ropajes.

Y al encuentro de ambos, sin ambages,
frente a frente dialogaban todos,
la ambición y el hambre, casi se estrechaban,
en un mudo dialogo conversaban,
uno salivaba hambriento saboreando,
la otra, sonreía descarada.

Mientras, tres perros disputaban la comida
que un rico despreciara ofrecer en caridad;
la ambición, sube, ignorando la caída,
el hambre, se atraganta agonizante.
Más adelante, ¡la inocencia!, sonreía con frescura.

Y la lujuria exhibía cadenciosa, su deshonra,
la inocencia estrecha una mano con ternura,
la sensualidad de la lujuria, la exige en caricia.
Se viste la pobreza con andrajos,
mientras la moda, es prenda de deshonra.

La ternura se estremece ente la agonía del invierno,
la sensual lujuria arde, ante el descaro de la primavera.
En cuanto la inocencia cobija con despojos,
la morbosidad se desnuda, untando tela a su piel,
el invierno inocente se somete a su muerte.

Pero la primavera exhibe presurosa,
sus dos turgentes y mórbidos pechos,
que incendian el deseo al calor de la primavera.
Va también por ahí la indiferencia,
emparejada con la frivolidad.

Una finge demencia en la desatención,
otra, reboza por sus poros el deseo y vanidad,
esa exquisitez, de mórbidas delicias,
al grito de la moda, se reproduce en abundancia.

Y despierta a la bestia dormida,
que aniquila deliberadamente
los andrajos del invierno,
es la primavera que despertó jadeante,
ante las penurias de la próxima gestación.

Lleva los senos descubiertos,
la piel, mostrando una segunda piel,
y en medio de ella ostenta en agonía una flor,
que destila la jugosa miel que brota generosa,
herida con la profunda estocada de la pasión
como una roja cereza madura en plenitud.

Quien haya dicho que la indiferencia,
no reclamaba en la frivolidad, se equivocó,
pues hoy aparentan ir de la mano,
gestando en su vientre la hipocresía,
ante un mundo tan soberbio y petulante.


Otros Poemas enviado por Santarrosa el Martes, 18 de Diciembre de 2012 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 867 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Han cambiado los deseos,
Ha cambiado navidad,
Han cambiado los tiempos,
También la sociedad.

Ha cambiado la vida,
No lo puedo discutir,
Más navidad querida,
Vuelve a relucir.

Ahora solo escucho
"¡Cómo compro estos regalos!"
No se acerca ni por mucho
A "Es tiempo para amarlos."

Olvida los regalos,
Querida navidad,
El espíritu danos,
Regresa la amistad.
Otros Poemas enviado por Mariana Durán el Martes, 18 de Diciembre de 2012 para Anonimo.
Inicio 001 002 003 004 005 006