Poema amor Otros Poemas
Portada Agregar Poema

Otros Poemas

[Pagina: 007] Poemas festivos, de tristeza, ocasiones especiales - Poesías para enamorar - Los mejores Poemas y Frases de amor envidadas por ustedes. Pensamientos, poesias y poemas de amor romanticos, originales y gratis para ti - Favoritos.
Publicado en Otros Poemas leido 1128 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
En el paso de los días te pediré siquiera
Que me piensas un poco, ausencia del naufrago
Esperare al invierno por tu primavera
Y derramare mis lagrimas a la orilla de un lago

Tu harás ido tan lejos a lo incansable,
Así cosas cercanas siempre van muy lejos,
Y no regresan quizás temprano ni tarde,
Y si llegaran alguien día ya estaremos viejos.

Aprenderé en la vida lo que es necesario,
Saber lo insabido no es algo vulgar,
Moriré de la angustia como el pez fuera del acuario,
Y derramare mis lagrimas a la orilla de un mar.

Así tu sin saber que quizás alguien heriste,
Harás tu vida loca en los pasos del momento,
Olvidando que alguien por ti estará triste,
Alguien que solo vive por las ganas del viento.

En el paso de los anos, pintada de gris,
Miraras un espejo que te llevara en el pasado,
Y sentirás la tristeza de aquel tiempo feliz,
Cuando heriste a alguien que te había amado.

Llegara aquel tiempo y pensaras si quera,
Que no fue nada mas que ausencia de un naufrago,
Que fue un simple invierno o una simple primavera,
A la orilla de un mar o a la orilla de un lago.

Autor: Leom Kolmnela.
Otros Poemas enviado por Leom Kolmnela el Lunes, 26 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Agregar
Publicado en Otros Poemas leido 970 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Con
Las
Pesadillas... Ardientes
La tierra del pensamiento... ¡Perdida va!
Con
La, luz ha tropezado... ¡Fría viajera!
Esa pesadilla verde...Piedra, hielo negro
¡Parpadeando humeantes cantos!
En
La
¡Vejez nevada de cada frasco!
La tierra del pensamiento... ¡Perdida va!

En cada rana mil ramos rugen
Los dientes sudorosos de las copas
Las infancias perennes de los armarios
En los cuadros secos
En los triángulos amargos
¿¡Con el imposible doblado bajo el zapato!?

Con
Las
Pesadillas ... Ardientes
La tierra del pensamiento... ¡Perdida va!

¡Cuán pequeño es el último infinito!
De las sombras interiores del reflejo
¡Con la nada púrpura y radiante!
En los olores rojos del candado
En la fe ¡Dulce de cadenas!
Fondo manantial de cada naranjal...

Con las pesadillas ardientes
Con una red y araña en cada dedo
Va fabricando dioses... ¿Dioses?
Sí, dioses a los caballos
Y la pobreza ¡Cadavérica del alma!
Con las pesadillas ardientes

¿Qué duermen cien pesadillas un sueño?
¿Qué duermen cien atajos de tomate?
Unos algodones ignorantes
Unas lápidas azucaradas
Fin carmín... Fin carmín
¡ Un sueño qué duerme, cien pesadillas!

Con las pesadillas ardientes
Las
Pesadillas
Ardientes con las pesadillas

En
Las
En las cucharadas de un lucero
En la garganta del agua
Las
Cucharadas de un lucero
Por el breve siglo de un segundo
El breve siglo
Y la redonda memoria de la seda
Con arañas suficientes...

Ardientes pesadillas ardientes...
En
La
Voz nublada de los cobres...

Y
La
Visión orfebre de los huesos
Orfebre
¡De los huesos, huesos!
De madrugadas incineradas
¡Qué lactan astros muertos!
Y sepultan… Soles… ¡Con sus vidrios!

Ardientes pesadillas ardientes
¡En la luz del ataúd!
Con sus vidrios
¡Sepultan soles!
Dónde la tierra del pensamiento... ¡Perdida va!

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Domingo, 25 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 956 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Sola... Mente... Pregunto
Mente
Pregunto..

Me muero, me dices, por dentro todo...
Incertidumbre de arcilla
Inaudible sarcófago herido
Me dices, por dentro
¡Seré un pasado!...Mañana seguro
Luz agotada, bóveda, transparente
Eternidad, desnuda, divina, infinita...
Vida, vulnerable, satélite incógnita...

Por dentro
Todo
Me muero, me dices... Vida
¡Vida del tiempo!
¡He sido tu arcilla!
Móvil origen de amor...
¡Endiosado!

En mi cielo, te digo... Yo muero
En mi cielo no hay dioses
¡Ausentes los rostros y fechas!
Vivo, sólo... Sombra olvidada
¡Muralla algodonosa!
En la fila fugitiva
Y
¡Sorda creación!

¿Quién, monólogo, escucha el silencio?...
Me preguntas, me respondes...
¡ Muerto silencio sin tiempo !
Por dentro, por fuera, dónde quiera... Pregunto, pregunto...
¡Sólo incertidumbre inaudible !
¡ Sólo esencial ausencia !

Me muero en el tiempo
Burbujeando
Enrehojadas
¡Palabras !

Y... Y... Y...
¿La última esperanza, de quién es primero ?


Por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Sabado, 24 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1108 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Digo No escribir
y conspiro con la ausencia real
donde algunos años se plegaron
a otro origen de la melancolía:
darme pereza seguir buscando
el gemido de la creación, darme rubor
volver a sembrarme el cereal
que después la mano, dicen,
podría cortar bajo los cielos.

Preferí olvidar palabra, instinto
de palabra, su oración por las sienes,
cauce que iba a devorarme
si no olvidaba bien la carne blanca
sobre la que ahora vuelvo.

Pero escribía en la calle.
Dictaba todo lo posible
entre el aire, sin sabiduría
y encontré una suerte de vivir
de andamio puro, solitario,
hasta hacerme con el torreón
de otro conocimiento.

Si viene ahora un poema
es porque nunca ha sido difícil obtenerlo,
entonces nunca, me digo, tracé poesía
y el oro de la escritura
nacerá de lo insignificante
y más humano aire a punto siempre
de olvidarse y perderse.

Extractar el paraíso
ya no es aventura para mí
en la creación de las sombras
bien sangradas.
Sólo me interesa un puente
de inocencia, de salvación dormida,
el humo que no nacerá humo,

la velocidad silente en el alma
de los días que no pueden
conquistar un verso.
En la llanura del cielo
preferido ya, vivir sin ambición
de más paisaje que el interior
y su conjunto, numérico también,
como este viento circular de hiedra
en el altar de una soledad perfecta.

Quebrarla pertenece a la poesía.
Ese fue el gran error de la inteligencia.
El error de los muebles que ocupan
su sitio, el madrugar de los pájaros
y dejar colocadas sus estrellas para mañana,
el agua, el agua atrevida de los mortales
que alargan la mano para construir un verso.

Extractar el paraíso, aunque no me creáis,
ya no es aventura para mí
en la creación de las sombras
bien sangradas.
Pues en el solar de ellas está el mundo.

Otros Poemas enviado por Pureza Canelo el Miercoles, 14 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1088 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Una noche con la muerte de diez años
Vi las cosas equivocadas.
Cuándo recuerdo tus secretos sueños
Veo danzando los olvidos.
¡Vivo, helecho, rebaño, balando!
Un corral de ceniza, de raíz establo.
En la transparencia de los bosques
Los dos, ciruelas, acostados.
En la playa del remedio. Deformado, dolor,
Sin rostro, sin rostro. ¡Cataratas de sangre muda!

Tal vez de noche

Los dos secretos recuerdos
Los dos sueños olvidados
Del compañero, polvo mañana. Igual al mío.
Mañana, mañana. ¡Tal vez de noche, sueñe!
En el morir. ¡Qué muero vivo!
En el vivir. ¡De los gusanos qué ríen!
¡Qué las mentiras decoran dulces!
¡Cuánto Venus olvidado! Y Marte, fornicando húmedo.
El piso sangrando auroras.
Con la danza de la lanza. ¡Los sueños son secretos!
¡Y tus transparencias bosque!

Tal vez de noche

Una noche, de lágrimas cadena, vi más cosas,
Equivocadas. ¡Luces retorcidas de palabras!
¡Palabras retorcidas de luz!
Unos ayudantes de su dios. Otros abiertos,
Publicistas... ¡Del rebaño indiferente!
¡Esclavos del perdón! Deforme inmóvil
En el corazón, hielo, qué olvida ser.
¡Libre, agua turbia y seco desierto!
¡Esperando! Gratuito su edén.
Tal vez, tal vez, siempre ha sido un tal vez...

Tal vez de noche

Dos millones. Añejos espejos. Ven las dos.
¡Dos humanidades! Y el fracaso del diluvio.
Y glaciación. Las cavernas son distintas.
Y distintos los lenguajes...
¡Pero!... Las dos humanidades siguen iguales.
Sin mover un sólo dedo, justo, hueco, diario,
Qué camina, qué vende injusticias.
¡Un eterno esclavo de sí mismo!
¡Un sí mismo! ¡Qué no existe!
Cuándo recuerdo las vidas, qué se han ido.

Tal vez de noche

Las dos ciruelas y los planetas.
Veo tanto secreto olvido. Tus danzas por la vida.
¡Hombre sin remedio! Sueños de millones. Años.
¡La historia sentida!
La involución sin sentido.
Dos secretos. Tal vez de noche.
Dos secretos olvidos.
¡Tal vez de noche, las dos humanidades!
Una noche con la muerte
¡¡¡Vi las cosas equivocadas!!!

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Lunes, 05 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1673 veces con 0 votos y tiene 2 comentarios.
En un pedazo de papel se abarata la vida
Cerezo el pecho mil ventanas quiebra
Enterrando el hambre de otro consuelo
Miel inviernos terrazas e infiernos
Con cada noche qué teme su carrera
Recién nacidos paisajes, alfileres vendiendo
Años de suelo, llorando vulgares ensueños
¡Tarántulas jinetes de cobres cabras!
¡Ocurra lo qué ocurra!
¡Ocurra lo qué ocurra, en un pedazo de papel!

Lugares vacíos, sin brillo la mirada
Tiemblan espejos a lo lejos, pardos
Odios hipnóticos, bestias sin mezcla
Tocando apagados faroles... ¡Comedidos!
Sorprendidos
Entre diestros
Siniestros
Entre cortinas
Sombras
Entre cristales

Diques intactos del eco, queja sin ayuda
Blancas estremecidas, las faldas, volcánicas
Un regalo de frente arrugada
Entierran de plata cada polvo
En el gozo de lo terrible, quitando la vida
Verde campana, roja cien veces
En el altar quedaron los sueños enredados
Azul eco, de tonos erizados peces
¡Mudos desvelos con ojos ansiosos!
¡Dónde relucientes muerden sus colas!

En un pedazo de papel, en un pedazo de papel
¡Dónde panderos fruncen la gaita!
Negros destinos, canción del olvido
¡Qué larga fatiga, susurran las paredes!
Nidos de breves instantes
Palabras de puerta en puerta
¡Del uno tras otro, cara a cara!
Horizonte sin vida, rígida espera
¡Dónde pasan las horas punzantes!
Y los jardines doblan las sombras

En un pedazo de papel se abarata la vida
En el nuevo mundo del miedo, de túnica blanca
Y ufano degüella palomas, claros lirios
¡Sobre holocausto qué repite!... Pétalos de acacia
Un adiós para siempre... ¡Ave del gran osario!
En un pedazo qué al ser abrasa
En la madrugada de labios rojos
En el hambre, lacerada fértil
¡Alimento de estúpidas cifras!
En un pedazo de papel se abarata la vida

Oleos
Jardines encarnados
Terciopelos
¡Deslumbran sin piedad!
Vespertinos
¡Al inerme plasma!
Infames
Crepúsculos cactus
Virus
¡Descarnadas agonías!

Se abarata la vida
Se enriquece la muerte
En un pedazo de papel
Al arbusto labial, de todos los murmullos
¡Más allá de monosílabos, brillan los insectos!
Amorosa conciliación de vegetales alambres
¡Aglutinantes, erosiones, algebraicas!
¡Perceptible conmoción apenas!
En un pedazo de papel
¡Se abarata la vida, se enriquece la muerte!


Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Lunes, 05 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1310 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
No, hoy no, incluso mañana, cambia
Con la ley agotada, hundida, sin vida,
Sólo codicia, tiempo de muertas,
Muertas palabras, palabras falsas,
Entre sonidos informes, regalo de huesos,
¡Cadenas qué avergüenzan!

¡Libertad extinta!... ¡Sí, hoy, sí!

Religión sin creencia, forja de huecos
La muerte fluye en cada esquina, de sol a sol,
Dueño el dinero de la vida, del hombre y... Y
De la conciencia... ¡En libertad extinta!
¡Dónde la conciencia se alimenta de monedas!
¿Y eso es todo?... Además, humillantes perdones.

¡Libertad extinta!... ¡Sí, hoy, si!

Priva el derecho al pillaje. El dolor anida ya
En el alma su nido ha hecho la pena,
Pena, fragmento, de añicos, cada fe
¡Cada callado latido!... Latido de lágrima ahogada,
En la codicia qué quema, quema sus hijos
¡Qué viene sierva, llamarada, sirviendo!

¡Libertad extinta!... ¡Sí, hoy, sí!

¡Cosecha frenética de tumbas!... Está afuera,
Esperando, despreciando cualquier vida,
Con todo el qué pasa nadando consigo,
Una nada por dentro le alumbra...
¡Abismos en torrentes!... ¡Vestido de ayer!
Sólo, sólo, llevando sus ausencia, encima.

¡Libertad extinta!... ¡Sí, hoy, sí!

Lleva sus ausencias encima, encima, encima
Con las manos vacías, desarmando las noches,
No, hoy no... ¡La sorpresa se finge!
En el marco afrentoso, en la mano de anfibio,
Un corredor mece abanicos, y encarna exterminios.
¡La paz se ha hecho enemiga!

¡La paz, muerta está!... ¡Sí, hoy sí!

El vacío sin duda se extiende... ¡No. hoy, sólo mañana!
El mañana qué hoy nos ahoga... ¡Y si quiere nos mata!
Y ahora, por ti se asoma un sueño, escucho...
Los momentos
Inmensamente lentos
Luz, callada, redonda, caricia de segundos.

¡La paz, muerta está!... ¡Sí, hoy, sí!

Primeros anhelos, contiguos, consigo
¿Qué decir tienen las manos qué laten?
En los distantes mundos, perdidos, ajenos,
Instantes bajo sandalias, dalias y orquídeas
¡Cómo escucho la lentitud!
¡Cómo el fondo ligero espera!

¡La paz, muerta está!... ¡Sí, hoy, sí!

Más momentos un momento
En los círculos, despertares, planos,
¡Cien de un tal vez quizá mañana!
Luz de contiguos, consigo, ¡OH, luz!
En la conciencia tranquila y cristalina
¡Sueños redondos, sueños callados!

¡Sí, hoy sí, no, hoy, no!

Vamos, vamos, sub-marinamente
Limitándonos... ¡Enconchados sueños de perla!
¡En aquélla niña triste, qué sonríe!
En un tanto de nuevo destino
¡Lento clavel decisivo!... Tesorero de colores,
Colores adoloridos, en el sueño redondo, qué se fue...

¡Escucho, hoy sí, hoy no, y mañana, tal vez nunca!

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ


Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Jueves, 01 de Septiembre de 2011 para Anonimo.
Publicado en Otros Poemas leido 1036 veces con 0 votos y tiene 0 comentarios.
Cuando tras largas ausencias, todo se llena
De culpas, muy íntimo, muy húmedo,
Cada párpado de labios resecos,
En la presencia de horas, frecuentes
Rostros perdidos en tiempos polvorosos,
Palabras boca abajo,
En la más pura memoria de nada,
De cobres ardiente, y telarañas en piedras...

Es
Cuándo
Los
Dolores
Derriten

Una vez, de tristes verdades desnudas,
Las conciencias bebiéndose ocultas,
Como copas de luz espesa, frío hijo
Del collar enigmático, tumulto,
De horas vestidas de tierras ignoradas,
Dónde la paz huyó y las lenguas florecen...

Es
Cuando
Derriten
Los
Dolores

Dolores que nadie ha mirado, por dentro,
Por la sombra de puertas obscuras,
Voces qué llaman, voces qué queman,
Los cielos albergues lejanos,
Lluvia cansada del fruto silvestre,
Uno de tantos caminos gastados,
Mantos enredados de serpiente,
Qué nieblan pupilas al viento...

Es
Cuándo
Los
Dolores
Derriten

Cuándo una vez, los dolores derriten,
Los columpios sin duda,
Imploran los cantos antiguos,
De aves qué inventan respuestas...

Es
Cuándo
Derriten
Los
Dolores


Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Otros Poemas enviado por JOEL FORTUNATO REYES PEREZ el Sabado, 27 de Agosto de 2011 para Anonimo.
Inicio 002 003 004 005 006 007 008 009 010 011 012